¿Por qué tener un logotipo no es tener una marca? - MAS 51 | Branding, comunicación, producto
16936
post-template-default,single,single-post,postid-16936,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Por qué tener un logotipo no es tener una marca?

Existe una corriente de pensamiento que por desconocimiento del tema lleva una de las confusiones más grandes en el campo de la gestión de un negocio, es por eso que desde MAS 51 vamos a intentar solventar las dudas que puedan surgir con respecto a este tema.

Podemos empezar definiendo cada uno de los términos:

1. Logotipo: Símbolo formado por imágenes o letras que sirve para identificar una empresa, marca, institución o sociedad y las cosas que tienen relación con ellas.

2. Marca: Señal hecha en una persona, animal o cosa, para distinguirla de otra, o denotar calidad o pertenencia.

A priori podría parecer que los dos conceptos son lo mismo, pero no, hay muchas diferencias, y muy grandes.

apple marca
Cuando hablamos del logotipo hablamos de una forma genérica de un conjunto de símbolos y/o letras que se utilizan para identificar nuestra marca o nuestro negocio y que suelen tener una clasificación técnica más concreta (imagotipo, isologo, anagrama, logo símbolo, isotipo…)

Por otra banda si hablamos de marca hablamos en realidad de imagen de marca, es decir, la percepción que tiene el cliente de nuestro negocio, producto o servicio.

La marca es el activo de mayor valor para un negocio, es su reputación y la visión que la gente tiene de ella lo que hace que un negocio triunfe o no

Requiere mucho esfuerzo y mucho trabajo elaborar una estrategia que defina todos los aspectos de la creación, desarrollo, objetivos y ejecución de esa marca. Estos elementos se suelen recoger todos en el manual de marca o manual corporativo.

A menudo en páginas como BRANDEMIA se puede ir viendo cómo las empresas de mayor éxito van renovando su identidad corporativa (en la que se incluye el logotipo) y adaptando sus estrategias de marca para alcanzar nuevas metas y objetivos destinadas a recaudar más beneficios.

Y es que este puede ser un poco el verdadero asunto de la cuestión, si tu negocio es pequeño y no tienes aspiración de que crezca puede que solamente necesites un identificador para poner en el rótulo, por la contra, si verdaderamente tienes una idea que crees que puede funcionar y ser extrapolable a otras zonas de tu ciudad, provincia o más allá necesitarás una marca, es decir, una identidad corporativa y una estrategia que te abra las puertas.

Necesitarás captar y afianzar a un público que prescriba tus servicios o tus productos, necesitarás que ese público genere vínculos emocionales con aquello que vendes, necesitarás relacionarte con otras empresas para llegar más allá, necesitarás adaptarte y necesitarás invertir tiempo y dinero en la gestión de tu marca.

En resumen, elaborar una marca es mucho más que tener un simple identificador, es un trabajo complejo pero puede ser muy lucrativo si se gestiona de la manera correcta.

Desde MAS 51 te animamos a lanzar tu marca y estaremos encantados de guiarte en el proceso de creación y gestión de la misma, de la misma forma seguiremos publicando artículos que esperamos que te sirvan de guía para lograr tus objetivos empresariales.